Los sonidos endulzan mis oídos,

tu color mis latidos.
Las palabras conmueven cada hebra de mi ser,
una vez más, mirarte sonreír es un placer.
No espero palacios ni mares,
no ostento otro Malbec.
No rehúso a seguir amando,
ni a hacer percusión con cubiertos.
No nací para morir, ni morí para vivir.
Sólo me limito a admirar el presente atractivo,
sumida en la más alta contemplación...

4.2.12

1 Comment:

.Abdon. said...

"no ostento otro Malbec" pero si un toro con jugo no?
"no naci para morir.." sino para amar.. :)
segui asi nena! tenes un admirador "secreto"(?)..

 
Mi vida en un susurro, en un soplo - Wordpress Themes is proudly powered by WordPress and themed by Mukkamu Templates Novo Blogger